fachada ventilada sate

Fachadas SATE vs fachada ventilada: ¿Cuál elegir?

Cuando hablamos de una vivienda eficiente energéticamente, el aislamiento juega un papel esencial. Una envolvente de calidad cuenta con materiales de baja conductividad térmica, que posibilitan que los cambios de temperatura exterior no afecten a la temperatura de confort de la vivienda. Destacan 2 principalmente: el sistema de SATE para fachadas y el sistema de fachada ventilada.

¿Qué es el sistema para fachadas SATE y la fachada ventilada?

El SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior) es un sistema de aislamiento que se coloca en el exterior de la envolvente (fachada) del edificio. Se coloca mediante adhesivos y fijación mecánica y finalmente se revoca con un acabado acorde a la estética del inmueble.

Un sistema de fachada ventilada consiste en instalación de una “doble piel” en la fachada que permita una cámara de aire entre la fachada original y el nuevo revestimiento. En muchas ocasiones se aprovecha para instalar, además, algún tipo de aislamiento

Funcionamiento de Fachada Ventilada

La idea de ambos sistemas, siempre que la fachada ventilada incluya algún tipo de aislamiento, es la de conferir al edificio las cualidades de un termo. Es decir, mantener una temperatura constante en el interior. En verano el interior del edificio se mantendrá fresco y en verano más cálido.

La ventaja del sistema de fachada ventilada es que esa doble piel protegerá al edificio de la radiación solar. Es decir, de los rayos del sol. La fachada ventilada funcionará a modo de parasol. (como una persiana, una sombrilla, etc)

Instalación de la fachada Sate o ventilada

La idea de ambos sistemas, siempre que la fachada ventilada incluya algún tipo de aislamiento, es la de conferir al edificio las cualidades de un termo. Es decir, mantener una temperatura constante en el interior. En verano el interior del edificio se mantendrá fresco y en verano más cálido.

La ventaja del sistema de fachada ventilada es que esa doble piel protegerá al edificio de la radiación solar. Es decir, de los rayos del sol. La fachada ventilada funcionará a modo de parasol. (como una persiana, una sombrilla, etc)

Inversión eficiente

La fachada ventilada suele ser más costosa debido a la complejidad de su instalación. No obstante, en ambas medidas, la inversión se amortizará en un plazo de tiempo medio.

Mantenimiento de la fachada ventilada

En ambos casos el mantenimiento de los sistemas es mínimo. Después de la instalación es importante realizar un seguimiento algo más exhaustivo para detectar, si lo hubiera, algún tipo defecto en la instalación. Más allá de eso todo el mantenimiento debería limitarse a cuestiones de limpieza.

¿Fachadas SATE o fachada ventilada?

Ambos son excelentes métodos en lo que a eficiencia energética se refiere. Sin embargo, el sistema SATE para fachadas te ofrecerá un mejor rendimiento en relación calidad-precio. ¿Quieres probarlo para tu vivienda? En JG&P, como arquitectos especializados en desarrollo de fachadas SATE, te ayudamos a conseguir hasta un 70% de subvención para tu edificio.

Si deseas asesoramiento sobre fachada ventilada o sate contacta con nosotros

Contáctanos

    No deseo recibir envíos publicitarios

    No Comments

    Sorry, the comment form is closed at this time.

    Llámanos